En la Audiencia de los miércoles

Papa Francisco invita a rezar por la paz en Siria y en el mundo entero

Durante los saludos a los peregrinos de lengua árabe en el miércoles 9 de mayo el Santo Padre volvió a pedir oración por la paz en el mes dedicado a la Virgen María

9 MAYO 2018

En la Audiencia General del miércoles 9 de mayo, durante los saludos a los fieles en los distintos idiomas, tras la catequesis, el Papa volvió a pedir que en el mes mariano se rece a la Madre de Dios por la paz en Siria y en el mundo entero. Lo hizo al saludar a los peregrinos de lengua árabe, en particular a los provenientes del Oriente Medio:

“Queridos hermanos y hermanas, el mes de mayo está dedicado a la Virgen; los invito a cultivar la devoción a la Madre de Dios con el rezo cotidiano del Rosario, orando en particular por la paz en Siria y en el mundo entero”.

En el martes primero de mayo el Romano Pontífice iniciaba el Mes de María con una peregrinación al Santuario del Divino Amor, en donde recitó el  Santo Rosario “por la paz en Siria y en el mundo entero”, algo que había anunciado en el domingo precedente, cuando, durante el rezo del Regina Coeli, había pedido a los peregrinos del mundo que lo acompañasen con esta intención particular.

Imagen foto_00000003

También dos domingos antes, es decir, el 15 de abril, el Papa Francisco realizaba un apremiante llamamiento a los líderes políticos:

“Estoy profundamente preocupado por la situación mundial actual, en la cual, a pesar de los instrumentos a disposición de la comunidad internacional, es difícil acordar una acción común a favor de la paz en Siria y en otras regiones del mundo. Mientras rezo incesantemente por la paz e invito a todas las personas de buena voluntad a continuar haciendo lo mismo, mi llamamiento nuevamente a todos los responsables políticos, para que prevalezcan la justicia y la paz”.

Y el domingo 8 de abril, tras recibir noticias de terribles de bombardeos con decenas de víctimas, “noticias de muchas personas golpeadas por los efectos de sustancias químicas contenidas en las bombas” el pontífice afirmaba que “no hay una guerra buena y una mala” y que “nada puede justificar el uso de tales instrumentos de exterminio contra personas y poblaciones inermes” insistiendo en que se ore "para que los responsables políticos y militares elijan el camino de la negociación".

A+ A- Imprimir artículo