La Iglesia en Santiago tiene 11 nuevos diáconos permanentes

La Catedral de Santiago fue el lugar donde once nuevos diáconos acompañados por sus familias, amigos, seres queridos y fieles fueron ordenados por el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati.

10 SEPTIEMBRE 2018

Eran las 10 de la mañana y la Catedral de Santiago estaba repleta. La procesión de entrada, encabezada por el cardenal Ezzati y algunos vicarios, se dirigía rumbo al altar con gran presencia de diáconos y sacerdotes de toda la arquidiócesis, que quisieron participar en la ordenación de los nuevos hermanos diáconos permanentes.

“Reciban el encargo de ser signo del Señor Jesús que ha venido a servir y no a ser servido, a dar su vida en rescate de muchos. Aquí está queridos hermanos, el núcleo central de su vocación, de su consagración y de su misión: ser signo, sacramento, continuadores de la misión de Cristo Jesús”, dijo el pastor de la Iglesia de Santiago en su homilía

Imagen foto_00000001

Además, el pastor resaltó la importancia pero a la vez la responsabilidad de lo que asumieron. “Ser diácono sin duda es un honor pero nunca hay que olvidar en qué consiste este honor. Nunca se deberá confundir con una preeminencia mundana, con el poder de este mundo, o la soberbia de ocupar los primeros lugares. Dejen que el Señor se acerque constantemente a sus vidas. Escuchen la invitación a nacer de nuevo, permitan que él los toque con su mano, que les devuelta la vida”, agregó. 

“No dejen de mirar a Jesús, no dejen de dejarse lavar los pies por él. No dejen de reproducir en la identidad de su persona la manera de vivir de Jesús. Rechacen la autosuficiencia, rechacen el poder, el poder que viene de nuestro creernos superior. Dejen que Jesús les siga lavando sus propios pies, su propia miseria”, les pidió su obispo.

Por su parte, el vicario para el Clero, padre Cristian Castro, valoró el hecho que el Señor los llamara al servicio de la Iglesia. “Lo hermoso de esto es recordar que el Señor sigue llamando en todos los tiempos y hoy lo ha hecho de forma especial a través de estos nuevos once diáconos de la Iglesia. A través de sus familias, a través de sus esposas, de sus hijos y las comunidades en las cuales ellos se han formado, han participado y ahora están destinados a servir como diáconos de la Iglesia del mundo y de la Iglesia de Santiago, específicamente”.

Los siguientes son los que fueron ordenados diáconos permanentes este sábado 8 de septiembre en la Catedral Metropolitana:

Antonio Calfueque Millapán

Porfirio Segundo Montecinos Urzúa

Gustavo Néstor Isella Scremin

Luis Eduardo Vergara Ponce

Paul André Malbec Lepeley

Sergio Edgardo García Ríos

Patricio Fernando Ovalle Ovalle

José Valentín Espinosa Vergara

Francisco Javier Mera Figueroa         

Ignacio Arcadio Arriagada Fernández

Raúl Eugenio Veroisa Guerrero.  

A+ A- Imprimir artículo