El Papa le dice a los romanos que sean artífices de fraternidad y solidaridad

Durante su primera visita al Capitolio, el Santo Padre saludó a los ciudadanos de la Capital italiana, de la que él es el Obispo de Roma. Desde la Logia del Palacio Senatorial, Francisco, tras el caluroso saludo de los habitantes, les dio las gracias por su presencia y por el afecto que sienten por el Sucesor de Pedro

26 MARZO 2019

En su Discurso a la ciudadanía romana el Papa destacó ante todo que suele encontrarse con ellos en la Plaza de San Pedro, en la catedral de San Juan de Letrán o en las parroquias, mientras hoy lo hacía desde la “cuna de esta ciudad y corazón palpitante de su vida administrativa y civil”.

Y destacó  que la Iglesia que está en Roma, según la conocida expresión de San Ignacio de Antioquía, “preside la caridad”, por lo tanto “es tarea de su Obispo, el Papa”, pero también lo es “de todos los cristianos de Roma”, “trabajar concretamente para mantener siempre luminoso el rostro de esta Iglesia, reflejando la luz de Cristo que renueva los corazones”.

Al recordar que en el corazón del Papa también están quienes no comparten nuestra fe, puesto que “todos son hermanos”, manifestó a todos su cercanía espiritual y su estímulo para que sean cada día “artesanos” de la fraternidad y de la solidaridad.

Imagen foto_00000001

“Éste – les dijo – es el deber de un ciudadano: ser artesano de fraternidad y de solidaridad”. Y destacó que como tantas personas en todo el mundo, también ellos, los ciudadanos de Roma, están preocupados por el bienestar y la educación de sus hijos o por el futuro del planeta y por el tipo de mundo que dejaremos a las generaciones futuras. De ahí que en esta oportunidad, les haya pedido a cada uno que según sus propias capacidades, se cuiden unos a otros, que estén cerca de los demás y que se respeten mutuamente.

Sí, porque como les dijo Francisco, de este modo, encarnan en sí mismos los valores más bellos de esta ciudad que es la de una comunidad unida, que vive en armonía y que actúa “no sólo por la justicia, sino en un espíritu de justicia”.

También a la ciudadanía el Papa le agradeció este encuentro a la vez que dijo que pide al Señor que colme a sus ciudadanos de gracias y bendiciones. Y renovó su habitual petición de que no se olviden de rezar por él.

A+ A- Imprimir artículo