Martes 2 de Julio: Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo

Aleluya. Espero en el Señor y confío en su palabra. Aleluya

Jesús subió a la barca y sus discípulos lo siguieron. De pron­to se desató en el mar una tormenta tan grande, que las olas cu­brían la barca. Mientras tanto, Jesús dormía. Acercándose a él, sus discípulos lo despertaron, diciéndole: “¡Sálvanos, Señor, nos hundimos!”. Él les respondió: “¿Por qué tienen miedo, hombres de poca fe?”. Y levantándose, increpó al viento y al mar, y sobrevino una gran calma. Los hombres se decían entonces, llenos de admiración: “¿Quién es este, que hasta el viento y el mar le obedecen?”.

Palabra del Señor

Imagen foto_00000001

A+ A- Imprimir artículo