Fundación Las Rosas recibe reliquia de la Madre Teresa de Calcuta

Un pequeño trozo del reconocido hábito de la Santa podrá ser venerado en el Santuario de la institución solidaria, en la comuna de Independencia. Este es uno de los pocos lugares fuera de las casas de las Misioneras de la Caridad, que posee un recuerdo sagrado de quien luchó por los más pobres y marginados.

Hace un mes llegó al país procedente de la India un trozo de tela aparentemente común y corriente, sin embargo, el pequeño retazo cargaba con un origen sagrado, pues perteneció al hábito o siri blanco y azul, utilizado en vida por Santa Teresa de Calcuta.

Luego de conocer la obra fraterna que Fundación Las Rosas realiza en Chile, en beneficio de los adultos mayores más desvalidos, las Superioras de la Congregación de las Misioneras de la Caridad -establecida por Teresa de Calcuta en 1950- autorizaron el envío al país de esta reliquia, que desde ahora será resguardada en el Santuario a María Santísima, en la comuna de Independencia, lugar donde actualmente funciona la Casa Central de la Fundación.

De esta forma, el lugar que alberga dos hogares de adultos mayores, se convierte en uno de los pocos sitios a nivel mundial, fuera de las casas de la mencionada Congregación religiosa, que posee un recuerdo santo de quien luchó por los más pobres, enfermos y marginados.

Imagen foto_00000009

Viaje a Chile

En junio, dos Misioneras de la Caridad viajaron especialmente a Chile para reunirse con el Padre Andrés Ariztía, Capellán de Fundación Las Rosas y con Edgardo Fuenzalida, Gerente General de la misma institución benéfica. Ahí presentaron y entregaron personalmente la reliquia que desde ese mes se encuentra en la Iglesia del Santuario. “Con este obsequio asumimos una misión de profunda humanidad, de honda inspiración en Dios para seguir el ejemplo de esta Santa”, afirma el Padre Ariztía.

Las gestiones para traer la reliquia a Chile las inició el propio capellán de la Fundación junto con el voluntario Enrique Abreu, quien a su vez mantiene una estrecha relación con las Misioneras, pues todos los años viaja a Calcuta para ayudar en alguna de las 19 casas donde las hermanas acogen a hombres y mujeres necesitados, niños huérfanos, enfermos de sida, etc. Ellas poseen además una escuela para niños de la calle y una colonia para enfermos de lepra, en dicha ciudad.

“Estamos muy agradecidos con la Congregación por confiar en nosotros. Este regalo que nos han traído hoy, las reliquias de Santa Teresa de Calcuta y el testimonio de quienes la conocieron, serán guardados en nuestro corazón y atesorados” agrega el Capellán de Fundación Las Rosas.

Ahora se espera que la Reliquia sea trasladada por los 28 hogares de Fundación Las Rosas a lo largo del país, para que así los residentes y funcionarias puedan apreciarla y honrarla. Tras eso, permanecerá de forma definitiva en el Altar Mayor del Santuario a María Santísima, para que pueda ser venerado por todas las personas que asistan al lugar.

Santa Teresa de Calcuta

Teresa de Calcuta se convirtió en un ejemplo vivo de generosidad y humildad hacia los demás. Su nombre de nacimiento fue Agnes Gonxha Bojaxhiu (Uskub, Macedonia, 1910), pero ya antes de los 20, lo cambió por el de “Teresa”, el cual marcaría su vida religiosa y la haría conocida y valorada como un ejemplo a seguir, en todo el orbe.

Antes de eso, ejerció por casi 20 años como profesora, hasta que la tremenda pobreza de la India la conmovió hasta el punto dejarlo todo y dedicarse por completo a acoger y cuidar a los pobres que habitaban las calles de ese país, sin importar su edad o religión.

En 1950 fundó las Misioneras de la Caridad y en 1979 ganó el Premio Nobel de la Paz. Ocho años después, en 1997, a solo días de haber cumplido 87 años, cayó gravemente enferma y fue internada en un centro de cuidados intensivos de Calcuta, donde semanas después falleció, en septiembre de ese año.

Tras su partida, fue beatificada por el Papa Juan Pablo II y canonizada por el actual Papa Francisco, en 2016. Hoy, su legado se extiende por 130 países, con más de 4.500 consagradas. Incluso en Fundación Las Rosas, uno de sus hogares ubicado en Talcahuano, está bendecido con su nombre: Hogar Santa Teresa de Calcuta.

A+ A- Imprimir artículo