Sábado 17 de Agosto: Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo

Aleluya. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluya

Trajeron a unos niños a Jesús para que les impusiera las ma­nos y orara sobre ellos. Los discípulos los reprendieron, pero Je­sús les dijo: “Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos”. Y después de haberles impuesto las manos, se fue de allí.

Palabra del Señor

Imagen foto_00000001

A+ A- Imprimir artículo